Por arte de mafia

 

nicolas-ladino-silva-273175

Las generalizaciones son peligrosas porque suelen deformar la realidad. Los innumerables casos de corrupción han puesto en entredicho la honradez de los políticos y la opinión pública española habla de ellos como si todos fueran corruptos. Perich decía que en España mucha gente se ha enriquecido “por arte de mafia”. Y no le faltaba razón. El acceso al dinero público y a la gestión de la Administración les da la oportunidad de poder ser deshonestos. Pero es injusto generalizar y tildar a toda la clase política de corrupta.

Este descontento general hacia los representantes políticos no sólo se observa en España sino que los países de la eurozona están teniendo el mismo problema de hartazgo e insatisfacción con sus líderes, que son incapaces de salvar las dificultades que les acaecen, como es el caso de Francia, Grecia o Portugal. Parece evidente que la crisis económica ha derivado en una crisis política. Desde el comienzo de la recesión, la sensación de desengaño y la preocupación por la corrupción de los ciudadanos españoles ha aumentado de forma notable. El director de Investigación del CEACS Ignacio Sánchez-Cuenca manifestó en un debate que si la recesión económica desapareciera, parte de la visión negativa que existe actualmente de la política en general “recuperaría los parámetros normales”.

Las conductas inmorales y deshonestas de algunos dirigentes han hecho tambalear los pilares de nuestro Estado de Derecho. Pero en todos los partidos existe una mayoría que lucha por sus ideales y trabaja con verdadera vocación de servicio a la sociedad, aún a riesgo de perder las elecciones e incluso renunciando a una prometedora y lucrativa carrera profesional.

Los españoles necesitan volver a ilusionarse con la democracia, como lo hicieron nuestros padres hace más de treinta años. Es el momento de la regeneración política que sólo puede conseguirse mediante la lucha contra la corrupción, el castigo a los culpables, el establecimiento de normas de control y la distinción entre los que son y no son corruptos.

Nuestra admiración para los políticos que se presentan en las próximas elecciones, desde las viejas y nuevas formaciones, pues les ha tocado tiempos difíciles para ganarse la confianza de los ciudadanos.

Photo by Nicolas Ladino Silva on Unsplash

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Fulano Mengano dice:

    Excelente artículo. Los ciudadanos nos sentimos impotentes e indignados ante tantos casos de corrupción política y nos resulta difícil volver a confiar en las instituciones públicas. Lo que yo me pregunto: ¿siempre ha habido corrupción o es de ahora? Y lo más importante: ¿se puede superar?

    Le gusta a 1 persona

  2. Muchas gracias por dar tu opinión. Corruptos ha habido siempre, pero ahora se investiga más. De todas formas, es curioso observar cómo en tiempos de expansión económica no se castigaba la corrupción en las urnas. Nuestro país endosaba la idea de que el fin justifica los medios. En cuanto a si se puede superar, no tengo la respuesta. Pero sí algo tengo claro es que España necesita una enorme REFORMA ESTRUCTURAL para acabar de una vez por todas con la corruptela.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s