Hillary para América

victor-lozano-227612
Fotografía: Victor Lozano en Unsplash

Artículo publicado en Diario de Navarra

Hillary Clinton se presenta en su perfil de Twitter como “esposa, madre, abogada, defensora de mujeres y niños, senadora, secretaria de Estado, primera dama, icono de peinado, aficionada al traje-pantalón y candidata a la presidencia de 2016”. Bajo el lema “Hillary para América”, cuando habla en público transmite simpatía –dicen que más que Obama–, y su estilo cercano y al mismo tiempo poderoso genera confianza en la opinión pública americana. Tiene a su favor su condición de mujer, pero en contra su apellido. Ha estado durante dos largas décadas tras las bambalinas del poder; Obama la considera su amiga y asegura que “sería una excelente presidenta”.

En los últimos tiempos, las urnas han otorgado el poder a mujeres en Alemania, Argentina, Chile, Filipinas, Finlandia, India, Irlanda, Jamaica, Liberia, Mozambique, Nueva Zelanda, etc. La postulación femenina a cargos políticos se produce por igual en cualquier lugar del mundo, tanto en democracias jóvenes y de tradición democrática como en instituciones parlamentarias y gobiernos progresistas o conservadores.

El reputado filósofo académico Richard Popkin manifestó en su obra El razonamiento del votante: la comunicación y la persuasión en las campañas presidenciales que los elementos de identidad grupal suelen condicionar la valoración de los líderes; “un presidente negro, o una presidenta mujer, proporcionará muchos beneficios a los negros, o a las mujeres, por el simple hecho de ocupar el cargo”, y así ha ocurrido con Obama. El elector cree que el candidato que se identifica mental y afectivamente con él realizará unas políticas públicas que le van a favorecer. Y por este motivo, Hillary Clinton centrará su campaña explotando al máximo su condición femenina, dejando atrás su oscuro pasado matrimonial. No está claro si ser mujer le ayudará o no a conseguir su meta presidencial, pero muchos analistas políticos –columnistas del New York Times y Washington Post, entre otros– coinciden en que nunca antes tuvo tantas oportunidades como ahora para ser presidenta de los Estados Unidos.

En un estudio de la politóloga norteamericana Kathleen Dolan sobre los estereotipos de género y su repercusión en el voto, se explica que los políticos varones están considerados mejor dotados para temas relacionados con la política exterior, defensa, diplomacia, asuntos bélicos, agricultura, crisis y grandes negocios; mientras que las mujeres se perciben más cualificadas para la gestión de programas sociales, educación, familia, pobreza, mujeres, salud y medio ambiente. Un ejemplo más de la necesidad de seguir avanzando en el camino de la igualdad entre hombres y mujeres. Si Hillary Clinton logra su “sueño americano”, ser mujer no le impedirá tomar las riendas de la educación y de la guerra, de la cultura y la diplomacia, de la sanidad y la economía… En el siglo XXI, es lamentable que todavía exista la opinión de que en la política hay tareas más propias de hombres que de mujeres.

 

5 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Miren dice:

    Debería dar igual si es hombre, mujer, hetero, homosexual, negro, blanco… Al final él que quiera luchar por un país mejor, más igual en todos los aspectos lo hará pero como bien dices hay mucha gente que aun esta un poco atrasada. A mi personalmente en cuanto a campañas electorales EEUU no me gusta nada, me parece que están basadas en caer bien a la gente, no me parece serio que se pongan a cantar, a bailar, etc y dirigir un país y los derechos de los que viven en él es algo serio. Ya sé que me he desviado un poco bastante del tema pero me ha venido a la mente y lo quería comentar. 😉

    Me gusta

    1. ¡Miren! Pues sí, tienes toda la razón. Es lamentable que a estas alturas no hayamos superado las desigualdades por raza y sexo. En cuanto a las campañas americanas… Que no te sorprenda que Pablo Iglesias se nos ponga a bailar un día de estos! 😉

      Me gusta

      1. Miren dice:

        Jajaja no me extrañaría mucho!! Porque últimamente entre él, Pedro Sánchez, Rosa Diez..vaya espectáculos!

        Le gusta a 1 persona

  2. Toni Goñi dice:

    Una buena refexión, certera como siempre.
    La igualdad es todavía una quimera.
    Me encanta lo bien que expresas las ideaste y cómo las documentas para hacernos reflexionar.
    Gracias por tu artículo.

    Le gusta a 1 persona

    1. ¡Gracias a ti por leerme! La igualdad es una quimera, pero no un imposible.

      Saludos 🙂

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s