Antes o después del 78

jakob-owens-104505

Las polémicas declaraciones de un joven candidato sobre la jubilación de los políticos “no nacidos en democracia”, ha revolucionado la campaña electoral. Los eternos gobernantes que han ocupado, ocupan y ocuparán cargos vitalicios parecen no tener cabida en una sociedad que demanda el castigo a los corruptos y un cambio generacional. En este nuevo escenario de desgana y hartazgo, aparecen en el escenario político jóvenes candidatos como Pablo Iglesias (36), Albert Rivera (35) y Pedro Sánchez (43).

En otros países democráticos parece observarse la tendencia actual a valorar la juventud, pero también la experiencia. En Italia y Grecia, Matteo Renzi (40) y Alexis Tsipras (40) son los mandatarios más jóvenes de sus respectivos países. Francia, Portugal y Reino Unido se inclinan por líderes más preparados como Manuel Valls (52), Pedro Passos (50) y el reelegido por segunda vez David Cameron (48). El actual presidente de los Estados Unidos, Barack Obama (53), podría ceder su mandato a una mujer experta: Hillary Clinton (67). En Alemania, Angela Merkel (60) se ha convertido en la mujer más poderosa del mundo. Y El ruso Vladimir Putin (62) es el presidente más longevo del país.

En España, la juventud y la novedad se abren camino en una sociedad que empieza a valorar a los candidatos sin un pasado vergonzante. Aunque es cierto que los jóvenes son el pilar de la recuperación económica y el recambio de la clase política, la experiencia juega un papel fundamental en el gobierno de un país. Es necesario que los líderes preparados y cualificados que han tenido cargos políticos pasen el testigo a los políticos más jóvenes. Es hora de que las viejas y nuevas generaciones, nacidas antes o después del 78, se pongan manos a la obra y trabajen juntos para solucionar las deficiencias del sistema y fortalecer nuestra democracia.  

Photo by Jakob Owens on Unsplash

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. elcinedemarco dice:

    Yo soy «de los de después». Aunque algo más joven que Albert, pero poco. Vota después!

    Le gusta a 1 persona

  2. El problema es que para votar seguimos creyendo que la experiencia es imprescindible como los antiguos griegos y sus senadores. Y es cierto que la experiencia es un rango, pero ha de ir acompañada de aire fresco, sino en vez de clásico se vuelve caduco.

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.