El diablo se viste de ballena asesina

81f2ca24b3399abddf934a5bfaf4f2c3
Photo by The Shiny Squirrel

 

Publicado en El País y en Diario de Noticias

Hace varias semanas, una adolescente de catorce años recibió una invitación por Facebook para participar en el juego de “La Ballena Azul”. La chica aceptó de inmediato y le fue asignado un “curador” o tutor online con el que mantuvo la siguiente escalofriante conversación:

Adolescente: ¡Hola! Me gustaría jugar.

Curador: ¿Seguro? Una vez que empieces no hay marcha atrás, no podrás abandonar el juego.

Adolescente: ¿Y qué pasa si no lo completo?

Curador: Tenemos todos tus datos. Iremos a por ti.

Adolescente: Quiero jugar.

Curador: Muy bien. Debes realizar las pruebas que te iré diciendo durante cincuenta días y tendrás que enviarme un vídeo o una foto para comprobar que has superado cada fase. Al final del juego, mueres. Y recuerda, no puedes contárselo a nadie. ¿Estás preparada?

Los desafíos que le fueron encomendados consistieron en despertarse de madrugada para ver vídeos de terror durante horas, tatuarse en el brazo una ballena con una navaja o asomarse al borde de un precipicio, entre otros. Y por fin, debía superar su último gran reto: saltar al vacío desde una gran altura. Así lo hizo y la joven fue ingresada en el hospital con múltiples lesiones de gravedad.

El ruso Philipp Bideikin, creador de este macabro juego virtual, compareció el pasado mes de mayo ante un tribunal de San Petersburgo, donde fue acusado de inducir al suicidio a al menos una quincena de adolescentes. En el interrogatorio con la policía, declaró que creía que sus víctimas eran “basura biológica”, que estaban “felices de morir” y que él estaba “limpiando la sociedad”.

Por increíble que parezca, muchos niños y adolescentes sienten una atracción morbosa por la muerte pues conviven con ella constantemente a través de los videojuegos cuyos personajes mueren, matan o incluso son la propia Muerte. ¿Por qué no ser uno de ellos en la vida real? De la ingenuidad de los menores abusan estos desalmados en las redes sociales.

¿Qué más cosas pueden pasar para que las familias ejerzan su deber de supervisar la presencia de los más jóvenes en la red y vigilar su comportamiento? El diablo se viste de muchas formas, en este caso de ballena asesina.

 

 

5 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Jon dice:

    Vaya juego tu. Q zumbaos

    Le gusta a 1 persona

    1. Sí, la verdad. Es incomprensible.

      Me gusta

      1. Jon dice:

        Por q lo haran? Buscaran gente con problemas no?

        Le gusta a 1 persona

    2. No, Jon. Es gente totalmente normal que simplemente se dejan influenciar por las modas en las redes sociales. Además, reciben amenazas si no cumplen cada reto.

      Me gusta

  2. Mario dice:

    Y que haya gente que lo haga. La gente está loca

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s