Veni, vidi, vici

El primer método de encriptación de la historia lo inventó Julio César.