La rutina de un parado

La crisis está aumentando la picaresca y disminuyendo los escrúpulos de los empresarios.